FINEARTAMERICA

Mi Música

Desprogramando mi mente


Desprogramando mi mente

No todo el arte contemporáneo es arte


Serie Apocalipsis de Abisay

Alma vacía.
 Técnica mixta.
De la serie: El Apocalipsis de Abisay
Por casi más de 20 años he tenido que sobreponerme a complejos y sentimientos de culpas; en un rato les diré en qué sentido. Mi profesor, Dr. Juan Enrique Guerrero fue y es un pedagogo excepcional, en mi vida, como estudiante de arte y estoy seguro que en la de muchos otros; el profesor Guerrero, por muchos años me ayudó a elevar mi propia imagen mental de lo que significa tener un talento artístico. Es decir que, él quería y me animaba a que apreciara mi vocación de artista, habiendo obtenido un diploma de una escuela o sin ella. 
En mis inicios, mi obstinación y desprecio por las escuelas de arte en Cuba, (debido a que suspendí en varias ocasiones las pruebas de ingreso de la escuela: San Alejandro; además  que se me había frustrado la posibilidad de estudiar en la ENA "Escuela Nacional de Arte") me condujeron a forjarme de forma teórica y técnica prácticamente por mi propia cuenta. En una etapa de mi formación -en plena adolescencia- solo contaba con algunos amigos, que eran estudiantes de arte y un puñado de libros. Hasta que, cerca del año 1993 conocí al profesor Guerrero. A quien le estoy eternamente agradecido (a él y a su querida esposa); gran parte de sus clases eran en su casa, enfocadas a este servidor, que en aquel entonces era un joven que no había completado ninguna escuela, y él trató de hacerme ver la parte positiva de no haber podido terminar una enseñanza artística.






Serie: Imposibilitados de Abisay Puentes
Dibujo Imposibilitado No.1
Serie: Imposibilitado
Abisay Puentes
2007
De todas formas, yo preservé en silencio y en lo más profundo de mi corazón un complejo de inferioridad (artísticamente hablando), por nunca haberme graduado de una escuela de arte. A pesar de, y por encima de este complejo, siempre hubo algo que me sonaba incongruente en el arte que vi -todo el tiempo que estuve en la ENA (Escuela Nacional de Arte)-. Nunca me compaginó la razón y los sentimientos. Yo no lograba comprender que pasaba en el arte contemporáneo, que nunca despertó en mí una ardiente pasión, una inmensa satisfacción, un inconmensurable placer; algo que sí me proporcionaba otros periodos del arte. Eso me llevaba a cuestionarme a mí mismo en aquel entonces, de esta manera: Pienso así porque no tengo conocimiento. No soy graduado de nada. Eres un loco que solo lees libros y ¿ya por eso te crees que vas a entender el arte contemporáneo? 



En mi mente estaba la idea de que el arte contemporáneo estaba en una esfera superior. Que era necesario comprender y aprender técnicas súper-avanzadas que solo enseñaban en el ISA (Instituto Superior de Arte). De todas formas fui osado. Me negué a aprobar todo lo que me parecía una burla a mi inteligencia, fui categóricamente opuesto a lo que del arte contemporáneo no me hiciera vibrar o apasionarme. Muchas veces me indigné ante las estúpidas propuestas artísticas de muchos artistas contemporáneos. Hasta llegué a blasfemar contra "San. Marcel Duchamp" por su tonta idea del mil veces maldecido: orinal (maldecido por mí, adorado por otros). Fui osado, sí; me sobrepuse a mis complejos y ante muchos presenté mi osada "ignorancia". 



Fuente
Marcel Duchamp 

Siempre he considerado que más del 75% de lo que se presenta como "arte contemporáneo" es una farsa, - y he de hacer una salvedad aquí: Me refiero como "arte contemporáneo" a lo que comúnmente se le llama arte "contemporáneo", y que inmunda galerías y museos; "arte" producido en serie y proyectado por "artistas" que no tienen ningún tipo de talento artístico, que se aprovechan de la ocasión, e inventan alguna propuesta y con mucha, pero muchísima retorica envuelven sus insólitos artefactos o basureros (llamados comúnmente: instalaciones)  para fundamentar sus burdas propuestas y esconder su falta de verdadero genio. Consiguientemente logran astutamente, ser apoyados por alguna institución artística y de esta manera estar respaldados oficialmente-. Muchas beses me enfrenté a personajes con cara de intelectuales, mofándose del ignorante que no entiende de las nuevas tendencias del arte contemporáneo. 
Recuerdo cuando fui a una exposición en la que un puñado de críticos y curadores de arte en Cuba, invadieron el espacio de una galería con objetos, cachivaches, fotos y artículos personales pegados en todas partes. Simulación de una exposición de arte. Después uno de los críticos de arte, cabecilla de la exposición, sale en un programa de televisión dando por sentado que ellos habían hecho una demostración de que todos podemos hacer arte. La propuesta expositiva (según ellos) cuestionaba el significado, función y necesidad del arte en la sociedad. Sinceramente me parecía una burda ironía. Un mal chiste, una grosería escupida en frente de toda una estela de verdaderos artistas, que sí hacen arte de verdad. No la caricatura que ellos representaban. Aún así, a pesar de mi cólera e intrépida ira ante estos súper-reconocidos críticos, directores de instituciones de arte y revistas de arte en Cuba; una tenue voz me seguía repitiendo en mi cabeza: No eres graduado, solo eres un autodidacta, en un mundo donde hasta los barrenderos son graduados!!!! 



Les dejo de intermedio una porción que me es muy interesante; tal vez a ustedes les resulte así también.










En el lodo Cenagoso
Serie: Imposibilitados.
2008 
Cuando llegué a los Estados Unidos, comenzó mi búsqueda de emprender mi carrera como artista, en un país nuevo para mí. Tristemente encontré que es la misma mentalidad en muchos de los círculos expositivos; igual que Cuba, pero con mucho dinero y un mercado activo, que compra y vende excremento y basura titulada. En ese circulo he viajado por cinco años. Pero si he podido constatar lo positivo del Internet para el arte. 
Se que el Internet se presta para muchas cosas, pero positivamente, representa una forma de liberación para los artistas. En un futuro, exponer en una galería será una opción más entre muchas, pero no la única. En linea hay muchísimas herramientas para emprender tu propia galería y lograr llegar a los compradores de tu arte, sin intermediarios ni oportunistas. 

Esta ha sido una larga jornada de un nuevo aprendizaje. En cuba no existe el Internet como aquí en EUA. Así que me ha costado cinco años aprender muchas cosas (5 años, equivalente a una carrera universitaria). Cuando en un momento de mi búsqueda por el basto mundo del Internet, comencé a desanimarme. Muchas de las galerías más prestigiosas no aceptan arte, y las que aceptan, son las llamadas "Vanity Galeries", que son como un bazar o un circo romano. Un día, después de haber leído cuanta porquería se escribe en Internet, por esas misteriosas coincidencias me tropecé con un blog. Es enormemente gratificante conocer personas con quien coincides en temas que te apasionan. Allí me encontré a una persona a quien admiro, después de leer muchos de sus artículos; quien considero una excelente escritora y crítico de arte. A quien he venido leyendo silenciosamente por más de 2 años. Y de quien les dejo este vídeo. Para ella todo mi respeto:






Avelina Lésper











El poder del arte

El poder del arte: Como el arte influye en nuestro entorno. Hace varias semanas, concluí un manual en el que comparto algunas ideas ...

FINEARTAMERICA

Art Prints Art Prints