FINEARTAMERICA

Mi Música

El poder del arte:

Como el arte influye en nuestro entorno.


Hace varias semanas, concluí un manual en el que comparto algunas ideas de como incrementar la creatividad artística. Aunque no son ejercicios de creatividad en sí; son algunos elementos fundamentales para para potencial la creación constante o al menos, preservar un estatus mental que contribuya al desarrollo de ideas que aporten a tu creatividad.



Arte contemporáneo de Abisay Puentes Serie: Imposibilitados
Dibujo al dolor No.1
Serie: Imposibilitados
Abisay Puentes


Algo que muestro en este manual, son las cinco principales maneras que yo usualmente practico para retener eso que comúnmente llaman: inspiración; esto te podrá ayudar a acrecentar tu potencial creativo. Allí podrás encontrar algunos de los principios que me ayudan a conservar mi personalidad creadora. No pretendo decir que son absolutos, pero en sentido general, son aplicables por cualquier persona que esté comenzando o lleven algún tiempo, en el mundo del arte.


Libro a la venta en amazon por el artista contemporaneo Abisay Puentes
Para leer el libro haz clic en la imagen
del libro
 Como artista, creo que mi responsabilidad es hacer un arte que traiga luz sobre nuestro mundo. No me creo el salvador de la humanidad, pero creo que los artistas solemos estar en un estatus de influencia. Y podemos ser positiva o negativamente una influencia para los que vean nuestro arte.
  Si como artista pones tu persona como prioridad, si en tu mentalidad eres tú solo lo que importa en este mundo; toda tu obra reflejará eso. Y con esto, no estoy diciendo que tú no eres importante. Estoy diciendo, que puedes aportar más tinieblas o más luz a este mundo con el arte que hagas. El ser egocéntrico, se reflejará en tu arte y en los que te vean. En la mentalidad popular, está programada la tendencia a seguir todo o casi todo lo que se manifieste como una personalidad de autoridad. Y no necesitan que se les imponga, el arte es lo suficientemente atractivo como para impregnarse en la mente de las personas y quedarse allí como una imagen que se considere una autoridad y esto perdurará por generaciones. Bastaría con mencionar un nombre X, para que rápido salte una idea X preconcebida de ese artista X. Esto se usa hoy en el marketing como un arma fundamental para lograr imponer una marca, compañía o personaje X. Pero eso no solo tiene implicaciones comerciales, también tiene consecuencias de conducta social en los espectadores.
 Al ser los artistas de un alto nivel de consideración por el publico, las personas se sentirán atraídas por seguir casi todo (y en algunos casos todo) lo que digan, hagan o piensen los artistas. En muchos casos lo negarán, muchas personas dirán que no es cierto que eso lo hacen las personas que no tienen cerebro; pero luego les verás vistiendo, peinándose, usando frases e incluso tratando de vivir como sus artistas preferidos. Por eso, en ocasiones, les llaman "Ídolos". 

Arte contemporáneo del artista Abisay Puentes, Serie: Imposibilitados
¿Donde encuentro mi paz?
Serie: Imposibilitados
Abisay Puentes

Sé que, no todo tipo de artista entra dentro de esa categoría: "Artista Ídolo". Por ejemplo, nosotros los artistas de las artes plásticas no somos (por lo general) artistas de "alfombras rojas" ni de súper-shows de tv. Trato de poner ejemplos, que aunque parezca obvio, tiende a tenerse como un tema trivial y sin importancia, pero puede marcar nuestras carreras si no estamos claros de nuestro papel en el mundo que nos rodea. Al pasar por alto esto no tendremos principios que nos mantengan los pies sobre la tierra. Nosotros los artistas somos un foco de atención para la gran mayoría de las personas.
Hoy, quienes programan e implantan las ideas y creencias populares no son los filósofos, ni los maestros, ni la iglesia, ni los padres, son los artistas. Esa es un arma bien determinante. Si está bien utilizada, servirá de preservación del bienestar público, en sentido contrario, resulta tan catastrófico y degenerativo como cualquiera de las personas que aportan maldad a este mundo. Obvio ¿Verdad? pero a veces no hacemos arte con esta realidad en mente.

Voy a darles dos ejemplos, sin nombres; pero seguramente muchos de ustedes conocerás de casos parecidos:

1. Arte negativo.

Voy a empezar con el negativo; recuerdo en Cuba, un grupo de música popular. Ellos exacerbaban la violencia en sus conciertos, y no había concierto sin que hubiera algún muerto o herido del publico. En ocasiones se les oía decir, a manera de excusa, que no eran culpables de nada, que ellos solo daban entretenimiento y diversión a las personas. Y eso estaría bien, si en los estribillos de las canciones no animaran a cometer actos de violencia. Tal vez el publico quería oír eso, tal vez esa era la mentalidad de las personas que van a oírles cantar; pero ¿Voy a ser una influencia de la denigración y degeneración de las personas, que de por sí, pudieran tener alguna tendencia negativa? ¿Voy a darles lo que ellos piden, aun sabiendo que algunos podrían salir dañados? Eso sería tan vil como el que toma el arma para matar a otros. Y aun que para los filósofos griegos el arte queda fuera de la moral. Cuando prestas tu talento para ello, estas obteniendo un resultado moral, producto de un "arte" o manifestación artística negativa.

Y eso no es exclusivo de algunos músicos. Hay otras "artes" que infunden y obtienen resultados parecidos.

2. Arte positivo.

Recuerdo, a un muchacho que estudió teatro y danza en la Escuela Nacional de Arte en Cuba. Él vivía en uno de los barrios más violentos de La Habana. El quiso cambiar su entorno, y su arma fue el arte; comenzó a enseñar teatro en 
Parraga, su barrio. Al principio, encontró rechazo, pero después de varios años tenía una escuela de casi 50 muchachos de las calles. Recuerdo, personas de trasfondo delictivos y muchos de un nivel cultural bien bajo, asistir a una serie de obras que este profesor de teatro presentó. Y todos reflejaban la misma expresión de admiración que cualquier persona amante del arte expresara en su rostro. Al pasar varios años, esa iniciativa desapareció, pero fue impactante ver como el arte puede influenciar positivamente, en un entorno bien negativo.



Para concluir, como artistas podemos ser recordados para bien o para mal.
Podemos elegir. Nuestro arte puede influir para mejorar o destruir un poco más nuestra sociedad. Ignorar esto, es cerrar la mente y no ver el poder que tenemos en nuestras manos.




El poder del arte

El poder del arte: Como el arte influye en nuestro entorno. Hace varias semanas, concluí un manual en el que comparto algunas ideas ...

FINEARTAMERICA

Art Prints Art Prints