FINEARTAMERICA

Mi Música

Un esfuerzo banal.

  

Un esfuerzo banal.




Hace algún tiempo, aquí, en la ciudad donde estoy viviendo; se me pidió que hiciera alguna especie de declaración de lo que yo creo lo que es el arte. Dije que no me sentía ni con la capacidad, ni con el deseo de escribir algo así. Muchos ya lo han hecho y fracasaron en el intento. Otros divagan en el relativismo y la media definición del idílico "quedaré bien con todos". Yo, con mi formación de autodidacta, como que me siento fuera de ritmo en una conga que para mi, ya está obsoleta. Pero tengo que hablar, aunque mis palabras suenen como sonido ultramarino. Me dispuse, pues, a escribir la dicha "declaración"; que como preví, debió haber quedado tirado en algún rincón olvidado. Pues después de exprimir mis neuronas en un yunque, jamas vi que se hiciera nada con eso. Forje pues, una idea no muy precisa de lo que pienso del arte moderno y la contemporánea. 



El dolor causado por la maldad de los hombres.



Bueno, les comparto este sudado y agotador esfuerzo intelectual. Sean libres de darme alguna critica, no le temo a las correcciones:


El Arte, como parte y componente sustancial de nuestra naturaleza, como parte de una esencia que poseemos inclinada a establecerse dentro de valores estéticos; nos impele a movernos dentro de elementos que tengan forma, orden y belleza (razón esta por la que las personas decoran, arreglan y embellecen su entorno). Aunque el significado de belleza ha cambiado en el transcurso de los últimos dos siglos y que no sea ya como en las eras pasadas, hoy persiste y sobrevive esa esencia que nos lleva a buscar lo bello y agradable. Y aunque muchas corrientes trataran de cambiar o resinificar esta necesidad ontológica, dicha esencia vive aun hoy y continúa latiendo fuertemente en nosotros. En muchos postulados hubo aciertos y en otros desaciertos, podemos decir que el experimento de la modernidad y la posmodernidad sacaron a la luz con más claridad, la intrínseca necesidad que el ser humano tiene de una estética coherente con su naturaleza. No por ello, volviéndose servidor de una vana manera de agradar la pompa y el ojo vacuo.
Arte Contemporáneo de Abisay Puentes

Hoy más que nunca el arte clama, por estar acorde a la naturaleza de nuestras almas, sin dejar de gritar enérgicamente cada sentimiento que nos mueva o a declarar nuestros estados psicológicos o espirituales. No chillidos, no bramidos de bestias irracionales, sino como seres humanos, creados para comunicarnos con nuestros semejantes, demosle forma a nuestra libre expresión de manera que sea verdaderamente arte y no una burda mueca. Somos libres para crear, pero la libertad es una responsabilidad a demás de privilegio. Seamos un paradigma, una torre bien fundamentada, un hermoso rallo de luz en medio de las tinieblas que suelen envolver a este mundo.

Abisay Puentes serie: Imposibilitados




El poder del arte

El poder del arte: Como el arte influye en nuestro entorno. Hace varias semanas, concluí un manual en el que comparto algunas ideas ...

FINEARTAMERICA

Art Prints Art Prints