FINEARTAMERICA

Mi Música

Arte Fatalista


Arte Fatalista: 

Hace algún tiempo se hizo una crítica en un periódico local, sobre una exposición en la que participe. En la reseña el escritor me calificaba de "FATALISTA" por la temática y la manera en que doy forma a la anatomía de mis personajes. Mi reacción fue de tristeza y risa al mismo tiempo. De tristeza, porque el "crítico", estaba confirmando de una manera u otra, que lo que estoy diciendo en mi arte, se hace evidente en la vida real. Y risa, porque, aunque tenemos el derecho de expresarnos libremente, también tenemos la obligación de documentarnos un poco antes de hacer critica; al menos si quiere que sea tomada como seria. Cuando yo hago mi arte, no trato de justificar mi trabajo para que sea aprobado por los demás, creo que tengo el deber de expresarme, diciendo lo que pienso; y digo "deber" y no “derecho”, porque en nombre de nuestros derechos, en ocasiones, pisamos a los demás.

En mi arte, reflejo solo lo que siento y pienso del estado espiritual de nuestra era. Si no tuviera nada que decir, pintaría otra cosa, o simplemente, no pintaría.
¿Dónde encontrar el optimismo en mi arte?

1. En la piel de mis personajes, quienes todavía conservan su humanidad; aunque deformados, todavía están vivos. Eso es tener esperanza. Mientras quede una gota de aliento en nosotros, podemos tener esperanza de encontrar el sosiego y la paz de nuestra existencia.
Serie: Brumas de Abisay Puentes, Arte Contenporáneo2. En la luz que hay en los imposibilitados, hay esperanza; y en esa luz que hay en los paisajes. Aunque difusa, esta la esperanza. Aunque los personajes no lo vean, ahí está. La esperanza se resalta más, en los lugares oscuros. Cando no queda nada, ni nadie, cuando las tinieblas nos envuelven; ahí es donde mejor se distingue la esperanza. Tristemente, no percibir eso es una muestra de que estamos imposibilitados.
3. En el sonido interior de cada obra. Toda melodía encierra un dialogo interno. Ese dialogo expresa toda inquietud por el estado de ceguera y mortandad espiritual que padecemos. Con el color y la textura que cada sonido -de la parte musical de mi obra-, estoy elevando lo que por siglos ha sido banalizado en el arte siego, mudo y sordo que nos invade hoy. Mi obra alcanza una dimensión que sale de el convencional formato que por lo regular se expone en galerías y salas de concierto. Una dimensión que obliga a mis personajes a expresarse con intensa pasión. Buscando encontrar respuestas que están sin responder en nuestra conciencia.

Serie: Imposibilitados por Abisay Puentes, Arte ContemporáneoEs fácil dejarse llevar por una impresión superficial y de lo que se ve. Es más sencillo no indagar, investigar o al menos preguntar. Cuando se tiene el poder de los medios, se puede perpetuar nuestra sabiduría o nuestra pusilánime inteligencia.

En lo que a mí respecta, solo me queda seguir haciendo mi obra. Esta obra que siento como una gran sinfonía, donde cada cuadro es un simple compás. Y cada espacio sonoro es su significado intangible. Por eso me limito a no explicar mi trabajo; yo respeto la experiencia individual de cada espectador de mi obra. Y dar una explicación detallada de cada pintura y pieza musical condiciona y limita el alcance de la pieza en su dimensión total.
Algún día podre reflexionar en alguna obra; hacer algún tipo de análisis de sus implicaciones. Pero como dije antes, yo asumo mi arte como una gran sinfonía. Nunca ningún creador o compositor dio explicación de la razón de cada espacio vacío o cada silencio en sus obras, cada color o nota musical en un trabajo cualquiera. Hacer eso, es convertir el arte en panfleto.

Cada espectador, debe encontrar la luz de mi arte. La esperanza existe, si nos inquieta encontrar la luz, si todavía palpita nuestro corazón. No en la forma exterior, sino en la sensibilidad de nuestra alma.








El poder del arte

El poder del arte: Como el arte influye en nuestro entorno. Hace varias semanas, concluí un manual en el que comparto algunas ideas ...

FINEARTAMERICA

Art Prints Art Prints